Industria automovilística

Desde el inflado de neumáticos a la pulverización de pintura en la carrocería, la industria automovilística usa aire comprimido a diario. Este uso debe caracterizarse por costes bajos de explotación, un rendimiento perfecto y calidad de aire.

El equipamiento de aire comprimido de WORTHINGTON CREYSSENSAC es una parte integral del proceso de fabricación del vehículo y es fiable, resistente, eficiente y valioso que le permite una producción de la mayor calidad.

Recomendación de producto:
- Compresores de tornillo rotativo (velocidad fija o variable)
- Compresores de pistón
- Tratamiento de aire

Costes de explotación bajos

Rendimiento

Fiabilidad