Industria alimentaria

El aire comprimido es una parte importante de los procesos de la industria alimentaria. Es una fuente de energía fiable y eficiente y también mantiene altos estándares de calidad. Las eficientes soluciones de tratamiento de aire comprimido garantizan una mejora fundamental del rendimiento y la fiabilidad de la producción, a la vez que reduce los costes de energía. Con su equipamiento, WORTHINGTON CREYSSENSAC ofrece una gran selección de productos que combina altos rendimientos y ahorro de energía. El aire comprimido se utiliza en muchas aplicaciones como: secado y limpieza, sistemas de transporte, llenado, etc. Ofrece aire 100 % limpio, Clase 0.

Clase 0

100 % exento de aceite

Aire 100 % limpio