Alta capacidad de almacenamiento

Mayor vida útil del compresor

Separación de condensado

Un depósito de aire para todas las necesidades.

Los depósitos de aire son adecuados para todas las aplicaciones que usan aire comprimido y se utilizan por muchas razones. Pueden almacenar grandes cantidades de aire para satisfacer necesidades instantáneas, pero también pueden compensar las variaciones de presión y garantizar un flujo de aire estable. Los depósitos de aire de WORTHINGTON CREYSSENSAC también están diseñados para reducir el riesgo de formación de condensados. Las cantidades pequeñas de agua dañina y residuos de aceite (condensado) se pueden separar y recoger. Hay 3 tipos de depósitos disponibles: pintados, galvanizados y vitroflex. El tipo debe elegirse en función de la aplicación. Un depósito galvanizado está protegido contra corrosión, mientras que el vitroflex, con su interior revestido de esmalte vítrea, es más resistente contra agua y vapor. Además, el depósito más recomendado es el pintado, a no ser que se utilice en condiciones climáticas extremas.

Descargas

  • Depósito de Aire 8.6 MB, PDF

Industrias que usan este producto