Ahorro de energía

La innovadora tecnología utilizada para este equipo le permite recopilar la energía calorífica gastada por el compresor mientras está funcionando y sin comprometer su rendimiento. Esto no solo permite una reducción del impacto sobre el medio ambiente, este módulo ofrece muchas ventajas que deben ser conocidas por todos los sectores que usan todo tipo de aplicaciones, por ejemplo, en las industrias textil, farmacéutica, lácteas, de procesamiento, etc. ¿Sabía que el 99 % de la emisiones de CO2 de un compresor está vinculado directamente con su consumo de energía? Reduzca los costes y las emisiones de CO² de su equipo y recupere la energía con Energy Box.

Transformación de la electricidad usada

Reducción de costes

Recuperación de energía

Optimice el ahorro de energía

Los costes de energía representan alrededor del 70% del coste operativo total de un compresor durante un período de 5 años. Por eso, la reducción del coste operativo con una solución de aire comprimido es un objetivo primordial.

Los compresores con accionamiento de frecuencia variable pueden reducir la factura energética de su compresor hasta un 30% aplicando correctamente la tecnología de velocidad variable.


  • El compresor con accionamiento de frecuencia variable adapta el suministro de aire a la demanda y, por tanto, reduce el consumo energético cuando la demanda es menor.
  • Si la demanda es estable, el controlador garantiza una presión fija.
  • No se realizan ciclos de descarga con una carga por encima del 20%.
  • Sin picos de intensidad gracias al arranque suave.
  • Mejora de la eficiencia gracias a la nueva transmisión directa.

Mejore la recuperación de energía

Cuando el aire se comprime, se forma calor. El exceso de calor puede capturarse con una opción de recuperación de energía y canalizarse a otras aplicaciones que permiten ahorrar energía y reducir costos.

Recuperación del calor del agua de refrigeración con EnergyBox

Con las soluciones de Worthington Creyssensac para la recuperación de energía el circuito de aceite se enfría previamente mediante un intercambiador de calor aceite/agua. El agua luego se convierte en un medio de transporte de líquido para recuperar la temperatura del aceite. El agua caliente resultante de este proceso puede utilizarse en:

  • Radiadores o calderas
  • Precalentamiento del suministro de agua
  • Agua caliente del grifo
  • Otras aplicaciones industriales.