Auditoría energética

Con el transcurso del tiempo, no es raro que el rendimiento de la sala de compresores se deteriore debido a la falta de mantenimiento o a una actualización tecnológica inadecuada. Se recomienda realizar una auditoría detallada de los equipos cada 5 años. El consumo de aire, la presión, el punto de rocío, la ventilación, las fugas de aire, el tratamiento de vertidos industriales, etc., se deben controlar diligentemente.
La auditoría realizada por un profesional capacitado en aire comprimido de WORTHINGTON CREYSSENSAC, aporta recomendaciones que permiten mejorar el rendimiento, reducir el consumo de energía y, finalmente, ahorrar dinero.

La auditoría se organiza de la siguiente manera:
- Medición, análisis de instalación y propuesta de soluciones de adaptación;
- Estudio de la planta de energía, estudio de pérdidas de carga de la planta, análisis de 7 días de consumo y optimización del sistema de aire comprimido;
- Detección y medición de fugas de aire;
- Análisis del consumo de aire (el técnico calcula el coste y el potencial económico de la planta);
- Optimización que corresponde a recomendaciones que permiten la mejora de la eficiencia de la planta;
- Un informe documentado que incluye una síntesis y conclusiones.

Una auditoría precisa y detallada

Profesionales cualificados

Optimización del equipo