Filtrado

El filtrado es una parte esencial de purificación del aire. El aire contiene de forma natural diversos residuos como polvo, humedad o diversas formas de hidrocarburos. Estos agentes contaminantes del aire comprimido interactúan unos con otros y generan posibles emulsiones abrasivas y corrosivas que pueden acelerar el desgaste de los equipos aguas abajo. Los filtros de línea tienen además que eliminar los contaminantes polvorientos y grasientos transportados el aire comprimido. A través del filtrado se convierte en aire limpio y de la más alta calidad, satisfaciendo así las necesidades de las aplicaciones más sensibles.

Aire limpio

Aire de la calidad más alta para todas las aplicaciones

Eliminación eficiente de contaminantes