¿Qué hace que el nuevo tren de transmisión iPM del Rollair V sea revolucionario?

La transmisión de nuestra gama de compresores Rollair V es una increíble hazaña de ingeniería. Un tren de transmisión consta de 3 partes clave, y se han realizado mejoras en cada una de ellas. Cuenta con un motor de imán permanente interior refrigerado por aceite con transmisión directa integrada y nuestro nuevo elemento de tornillo. Estas tres innovaciones tienen un gran impacto en la eficiencia, confiabilidad y productividad general del compresor. Echemos un vistazo más de cerca a cómo se mejoran.

Numered Rollair V iPM drivetrain features

Una mejora de la eficiencia energética ahorra dinero

• Motor iPM diseñado internamente (1) con eficiencia IE4 Super Premium
• Elementos de tornillo diseñados internamente de nueva generación (2) con eficiencia mejorada
• Transmisión directa integrada (3) para pérdidas mínimas
• La válvula de entrada inteligente (5) optimiza el flujo de entrada y mejora la eficiencia.

Mayor confiabilidad extiende la vida util del compresor

• Motor iPM (1) con clasificación IP66, protegido contra la entrada de polvo y agua.
• Elementos de tornillo de renombre mundial (2), probados en miles de instalaciones.
• Refrigeración óptima a todas las velocidades y condiciones gracias al principio de refrigeración por aceite (4) del motor iPM (1)

Diseñado para un bajo mantenimiento que reduce el tiempo de inactividad y mejora su productividad

• No es necesario engrasar el rodamiento del motor (1)
• Diseño de accionamiento directo sin acoplamiento (3), no necesita mantenimiento
• Válvula de entrada inteligente (5), no necesita mantenimiento

¿Cómo funciona?

1. El motor de imán permanente interior

Rollair V drivetrain iPM Oilcooled

El motor iPM está ubicado en el lado derecho de la transmisión del compresor.

El primer gran impacto en la eficiencia del Rollair V proviene de nuestro motor iPM diseñado internamente que está calificado con IE4 Super Premium Efficiency según IEC 60034-30, un estándar en clases de eficiencia para motores de CA de bajo voltaje. En comparación con los motores de inducción convencionales, nuestro motor iPM se beneficia de importantes ahorros de energía gracias a las menores pérdidas de calor y al evitar por completo las pérdidas por deslizamiento. En términos de protección, el motor tiene una clasificación IP66 (protegido contra el polvo y múltiples -direccionales, chorros de agua a alta presión).

En un motor de inducción convencional, una corriente eléctrica que fluye en los devanados del estator en un movimiento giratorio, gracias al electromagnetismo, creará un campo magnético giratorio (RMF) en el estator. El RMF gira a velocidad síncrona. A través de la inducción electromagnética, el RMF también induce una corriente eléctrica y un campo magnético en el rotor. Este campo magnético en el rotor intentará alcanzar el RMF del estator, pero siempre estará atrasado en velocidad. En otras palabras, el rotor gira a velocidad asincrónica. Las diferencias entre la velocidad síncrona y asíncrona se denominan pérdidas por deslizamiento y reducen la eficiencia del motor. Debido a que se induce corriente en el rotor para crear el campo magnético del rotor, las pérdidas de calor son bastante altas, lo que reduce aún más la eficiencia del motor.
 
En nuestro motor iPM, los imanes permanentes están alojados dentro del rotor. Cuando la corriente eléctrica fluye en los devanados del estator, crean un campo magnético giratorio (RMF). Como resultado, los imanes permanentes dentro del rotor serán atraídos por, y comenzarán a girar con el RMF del estator. El rotor rotará a la misma velocidad exacta que el RMF del estator a velocidad síncrona, lo que significa que no hay pérdidas por deslizamiento. Las pérdidas de calor también son más bajas que las de los motores de inducción convencionales, ya que no es necesario inducir corriente en el rotor (el campo magnético del rotor es creado por los imanes permanentes dentro del rotor).

2. El elemento tornillo

Compressor screws

Otra innovación es nuestra nueva y última generación de elementos de tornillo. Nuestros elementos de tornillo de renombre mundial están diseñados y producidos internamente en Bélgica. Al mejorar el perfil del rotor y reducir las pérdidas de presión y las fugas, pudimos aumentar el suministro de aire libre (FAD) y al mismo tiempo reducir el requisito de energía específica (SER), lo que significa que podemos entregar más aire comprimido mientras consumimos menos energía.

3. La transmisión integrada de accionamiento directo

La tercera mejora viene en forma de una transmisión directa integrada, lo que significa que el motor y el elemento de tornillo giran juntos como una unidad funcional, lo que resulta en cero pérdidas de transmisión. A diferencia de las transmisiones de transmisión directa convencionales, este diseño no tiene acoplamiento, lo que mantiene las pérdidas de transmisión y los costos de servicio al mínimo.

4. Carcasa del motor refrigerado por aceite

Oil-cooled iPM motor housing

El aceite frío atraviesa la carcasa y enfría el motor de manera uniforme.

A diferencia de un motor de inducción refrigerado por aire convencional, nuestro motor iPM está refrigerado por aceite, lo que garantiza un enfriamiento óptimo a todas las velocidades y condiciones, aumentando la fiabilidad y la vida útil del motor. Se inyecta aceite en la carcasa del motor y funciona con canales alrededor del motor, enfriándolo uniformemente. Luego, el aceite continúa hacia el elemento de tornillo donde lubrica y enfría los rotores. Este proceso se repite una y otra vez. Si el aceite se calienta demasiado, primero pasa por el enfriador de aceite antes de volver al motor. Los beneficios del principio de enfriamiento por aceite son claros, especialmente a velocidades / cargas de motor más bajas. Cuando los compresores de velocidad variable regulan la velocidad del motor para que coincida con el suministro de aire a la demanda de aire, suceden dos cosas en un motor de inducción convencional: en primer lugar, el motor genera más pérdidas a medida que la eficiencia del motor cae, lo que resulta en temperaturas más altas del motor. En segundo lugar, la velocidad del ventilador de enfriamiento del motor se reduce, lo que reduce la capacidad de enfriamiento y aumenta aún más la temperatura del motor. Las temperaturas más altas del motor reducen la vida útil del motor y, en el peor de los casos, pueden provocar una falla total del motor. Sin embargo, nuestro motor iPM refrigerado por aceite actúa de manera diferente cuando funciona a velocidades / cargas más bajas. Genera menos pérdidas ya que la tecnología del motor iPM puede mantener su 'alta eficiencia incluso a velocidades / cargas más bajas. En segundo lugar, como el enfriamiento es independiente de un ventilador de enfriamiento del motor, se garantiza un enfriamiento óptimo incluso a bajas velocidades / cargas. En general, esto da como resultado temperaturas más bajas del motor en todas las velocidades y condiciones, lo que extiende la vida útil y la confiabilidad del motor.

Más información sobre los nuevos compresores

Compresores Rollair 60-100E V PM. Con motor de imán permanente.

Ir a página de producto

Loading...